El bajo deseo sexual es una de las dificultades sexuales más habituales en nuestra consulta. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres de cualquier edad, y sus causas pueden ser tanto médicas como psicológicas.

El deseo sexual es un asunto complejo con un claro factor psicológico y relacional, por ello la terapia sexual es súper efectiva en estos casos. En este caso, nuestra labor consiste en evaluar qué está ocurriendo exactamente y llevar a cabo los cambios pertinentes a nivel diario, en pareja, en la medicación, en los conflictos, etc.

La mayoría de nuestros pacientes obtienen resultados fantásticos, recuperando su disfrute y satisfacción sexual en pocas semanas. Es importante que tengas en cuenta que, aunque la disfunción tenga un orígen médico, siempre existe un factor psicológico.

Bajo Deseo Sexual